FEDE y la orientación al empleo

FEDE Y LA FORMACIÓN ORIENTADA AL EMPLEO

Elegir una titulación FEDE supone elegir una formación orientada al empleo que combina aprendizajes teóricos y grandes oportunidades de ponerlas en práctica en las empresas.

Formarse con una titulación FEDE es:
– Adquirir sólidas competencias profesionales
El objetivo de las titulaciones FEDE es adquirir conocimientos y competencias específicas.
Ideado por y para los profesionales, el protocolo pedagógico aspira a dotar a los estudiantes, además de conocimientos teóricos indispensables, también competencias profesionales.

– Ser formado por los protagonistas de las empresas
Los participantes FEDE, expertos en su campo, transmiten su experiencia, comparten sus destrezas y abren sus redes.

Ser formado por los participantes profesionales, elegidos entre los mejores, significa asegurarse el beneficio de la enseñanza, apoyada en las evoluciones del mercado laboral y respondiendo a las necesidades de los seleccionadores de personal

– Sensibilizarse ante la dimensión internacional
Todas las titulaciones FEDE se estructuran según un módulo de educación común: Cultura y ciudadanía europea.
Además de su lengua materna, los estudiantes FEDE dominan como mínimo otra lengua moderna europea.

Ser capaz de evolucionar en un contexto internacional es una de las claves de la orientación al empleo de FEDE.

–    Ampliar su red a través de reuniones privilegiadas
Convertirse en un profesional también implica adoptar códigos profesionales. El saber-ser es una competencia buscada por los seleccionadores de personal.
Las titulaciones FEDE permiten a los estudiantes posicionarse como futuros profesionales, frecuentar las empresas y reunirse con los protagonistas de las mismas.

–    Poner en práctica las competencias teóricas

Como parte del protocolo educativo y supervisado por tutores interesados, los estudiantes FEDE realizan a lo largo del plan de proyectos sobre el terreno. Estos ejercicios permiten perfeccionar el proyecto profesional y construir las primeras redes.

Proyectos tutorizados, memorias, juegos de rol y simulaciones son ejercicios pedagógicos que permitirán la puesta en contacto real del estudiante con el mundo laboral.

–  Sumergirse en la empresa

Las titulaciones FEDE promueven la inmersión profesional de los estudiantes mediante un ritmo de enseñanza basado en la alternancia (prácticas, contratos de formación, formación en alternancia). En todo el mundo, esta inmersión en las empresas permite a los estudiantes completar sus conocimientos teóricos con las prácticas profesionales. Son una buena oportunidad para que los estudiantes sean reconocidos como particularmente competentes, creativos e innovadores.

En resumen, obtener una titulación FEDE significa adquirir práctica, diferenciarse para encontrar… ¡un empleo!