Palabras de la Presidenta

Palabras de la Presidenta

¡Probablemente no nos lo recordamos lo suficiente! Sólo hay una Europa, cuya economía del conocimiento es la más efectiva. La que se enorgullece de estar en paz desde hace dos generaciones. La que todo el mundo desea por el atractivo de su educación superior y profesional en todos los continentes.

Asociarse al proyecto de FEDE supone también participar en esta Europa del éxito, la confianza y la solidaridad.

Es también saber entusiasmarse al formar parte del tremendo desarrollo del espacio internacional común de enseñanza, con una riqueza de crecimiento exponencial, impulsado por los intercambios y la movilidad.

Por ello podemos estar orgullosos en afirmar que la Educación conlleva ideales: los de la resistencia democrática frente oscurantismo unilateral en nombre de los valores universales que afirman los derechos humanos y, en particular, el derecho a la Educación.

Unirse a la red FEDE es también pensar en un nuevo enfoque para nuestras generaciones de jóvenes, a la vez ansiosas por las agitaciones geopolíticas de la época y llenas de confianza en sus propias capacidades, las que tendremos que desarrollar y fortalecer.

Sobre todo es un voto de confianza a esta Europa de la innovación y la imaginación que todos los ciudadanos europeos desean profundamente, una Europa orgullosa de su juventud, que confía en sus empresas creadoras de riqueza diversificada y más inquieta por las oportunidades futuras que de la certeza estancada del pasado.

En una época de dudas y lamentos, el fortalecimiento de las redes de largo plazo afirma una estabilidad positiva. FEDE es la red de centros de enseñanza superior y profesional más importante a nivel europeo. Además, FEDE reúne a miles de jóvenes con ideas de progreso. FEDE es una excepcional red de antiguos alumnos. Al unirse a FEDE usted le ofrece a sus estudiantes esta red enorme que les permitirá encontrar un empleo, para crecer y para construir un mundo solidario.

Unirse a  FEDE significa facilitar la aparición de una Europa del mañana tan cerca, que se construye hoy.

Unirse a FEDE significa participar en este acto esencial que es la resistencia frente a las fuerzas dl aislamiento. Unirse a FEDE es también ayudar a entender que el destino del ser humano es la creación de riqueza.

Claude Vivier Le Got